Jessica Berrios, Miss Sister City 2009

Jessica Berrios, Miss Sister City 2009

El trabajo de la señorita Berrios, llego más allá de las fronteras de la Ciudad hermana de San Miguel. La comitiva y su reina arribaron un mes después de la tragedia que vivió la población de Verapaz, en San Vicente. La reina decidió llegar con payasos y regalos para alegrarles la tarde a todos los niños y niñas que se encontraban en los albergues, acomodados por el gobierno local.

Era triste en aquella oportunidad ver el rostro de los desamparados e indefensos niños, y que muchos de ellos no entendían la razón ni el porqué estaban en un alberge envés de estar en el seno familiar. Las condiciones de las avenidas eran desoladoras, las calles se convirtieron en quebradas y riachuelos. La creciente fue tan fuerte que el nivel del agua llegó a más de dos metros de altura, arrasando con postes del tendido eléctrico y viviendas.

Una anécdota que no se podrá olvidar, es cuando uno de los niños se acercó a un mimbro de nuestro Comité y le pedio que por favor se lo llevara con él; viendo a los ajos de aquel niño nuestro compañero le preguntó el porqué se quería venir y el chamaco le contestó, que él ya no tenía mamá ni papá y que estaba totalmente huérfano. Con una mirada entristecida replico, mis padres se fueron en la creciente de agua y no regresaran decía con su inocente voz y su rostro marcado por la tragedia.

A pesar de la etapa desconsoladora y dolorosa por la que pasaban los niños de Verapaz, Jessica llego con la intención de que ellos olvidaran por un día la tragedia que les había dejado la tormenta “IDA” que había azotó gran parte del territorio salvadoreño. Con la llegada de Miss Sister City, los niños se divirtieron con los regalos, piñatas y payazos, como un obsequio de la comunidad arlingtoniana.

 Después de compartir toda una mañana con los sufridos niños de Verapaz, Jessica se desplazo hasta el Cantón Primavera, para entregar un centro de Cómputos.

Primavera es el cantón de origen de Don José Berrios, padre de Jessica. La Reina, fue recibida por toda la comunidad del cantón primavera y agasajada por su adorada abuelita que estuvo de principio a fin con nuestra soberana.

Las comunidades que han recibido donativos de Miss Sister City, han demostrado alegría y gratitud por la ayuda que las señoritas han llevado gracias al aporte y colaboración de la gente que les apoya durante el certamen.

La reina prosiguió su carrera de entrega de donativos; la primera estación del día viernes 26 fue en cantón Gualozo, en donde la recibieron con la banda escolar y aplausos de toda la colectividad. Ahí entrego bolsones repletos de útiles escolares, y prosiguió su carrera hasta el caserío de la Lionas, en el municipio de Intibucá.

En horas de la tarde se dirigió hasta el centro escolar David J. Guzmán de la Ciudad de Chirilagua; ahí entregó Pintura, utensilios para la enseñanza del inglés, libros, equipo auricular, y materiales educativos.

Miss Sister City, culminó su estadía en la Ciudad Hermana de San Miguel, desfilando en una linda y colorida carroza elaborada especialmente para la reina de Arlington. A pesar del cansancio después de cinco días de trabajo comunitario, ella siempre manifestó a los medios de prensa, que había cumplido con su trabajo y entrega de donativos a los más necesitados y que el desgaste físico no era un obstáculo para repetir tan hermosa e inolvidable experiencia.