Gisell Somoza, Miss Sister City 2011

Gisell Somoza, Miss Sister City 2011

Durante mi reinado tuve muchas experiencias increíbles e inolvidables que me gustaría contar, pero me limitare a describir mi trabajo de buena voluntad de este programa sociocultural de Miss Sister City.

Todo comenzó con la inquietud de participar en el reinado 2011, pero el entusiasmo y participación fue creciendo con el pasar de los días y mis familiares y amistades se fueron sumando para cristalizar el proyecto con la adjudicación de la corona de Miss Internet y al final de la nuche mi gente y me corazón explotamos de alegría al escuchar que también había ganado el título de Miss Sister City 2011 el cual me permitió llevar conmigo todos los donativos a los ancianos y al Centro Escolar de mi Ciudad de Sociedad- Dr. Ramón Rosa.

Cuando realice mi primera donación en el Asilo San Antonio, me tocó mucho el corazón al ver a los ancianos en la forma que viven sus últimos días de vida en soledad y abandonados en un lugar que si bien es cierto les brinda cuidado y hasta cariño, pero jamás podría ser mejor para ellos vivir con sus propios familiares.

Me sentí muy feliz y satisfecha con la donación que les llevé como Miss Sister City. El donativo contó con objetos y materiales para la higiene y de primera necesidad para hacerles la vida un poco menos tormentosa.

Durante el poco tiempo que disfrutamos en el orfanato, tuvimos la oportunidad de celebrar el cumpleaños a tres de los inquilinos con música de mariachi y la acostumbrada torta de cumpleaños.

Todos los ancianos se vieron felices y hasta recordaron los bailes tradicionales al escuchar el son de la trompeta y las melodías acústicas de la época de muchos de ellos. El momento emocional y de alegría duro muy poco, pero estoy segura que hice una gran diferencia en la vida de ellos al brindarles un momento de felicidad y alegría ante tanta soledad; ana experiencia memorable que jamás olvidare porque impacto a lo máximo en mi corazón.

Mi carrera de buena voluntad durante mi visita en San Miguel, también incluyó la donación de computadoras a tres escuelas en la Ciudad hermana de San Miguel y entre ellas estuvieron el centro escolar de Ciudad Jardín, Fe y Alegría, y la Escuela de mi municipio
Doctor Ramón Rosa en la Ciudad de Sociedad Morazán.

La Donación al Centro Escolar de mi Pueblo fue la más grande que una Reina de Arlington había entregado hasta el año 2011. Fue un lote completo de 10 computadoras incluyendo impresores, monitores, baterías y escritorios. La semana de festividades en honor a la Virgen de la paz quedará siempre en mi memoria, porque me sentí que mi corazón estaba satisfecho por mi labor social y comunitaria en mi país y especialmente el haber podido ayudar a los niños a mejorar su futuro con materiales pedagógicos en este mundo cambiante en el que vivimos y todo fue gracias al aporte de mi familia y amistades.

Ser coronada como Reina de Ciudades Hermanas es bien bonito y divertido, pero hay mucho trabajo y labor social que desempeñar durante el año de reinado de Miss Sister City. A las futuras candidatas y soberanas les puedo recomendar que luchen y que trabajen muy fuerte en los eventos porque la labor vale la pena y realmente se hace la diferencia en la vida de los niños y ancianos en nuestro país.

Buena suerte a todas nuestras futuras reinas!.